Ir al psicólogo, ¿por qué es un tema tabú?

Según Okon Madrazo, psicóloga clínica en el Hospital Vithas San José de Vitoria, uno debe ir al psicólogo cuando percibe que no puede controlar sus emociones y se siente desbordado

Cuando una persona acude a un especialista, siempre lleva un poco de ansiedad debida a factores como el miedo al diagnóstico de una enfermedad grave. Esta ansiedad suele verse incrementada en el caso de la psicología por el desconocimiento de lo que significa, por modelos conceptuales y creencias negativas de lo que es la psicología.

La psicología trabaja con los trastornos cognitivos emocionales y conductuales de una persona. Según Okon Madrazo , psicóloga clínica en el Hospital Vithas San José de Vitoria, hay que ir al psicólogo cuando una persona percibe que no puede controlar sus emociones y se siente desbordado por las implicaciones emocionales que le generan malestar y disconfort. Por consiguiente, si la persona está pasando una mala racha, una situación de estrés laboral o momento de presión académica, son motivos para solicitar apoyo psicológico.

Sin embargo, hay mucha gente que se resiste a ir al psicólogo, y esto se debe al miedo a la estigmatización , a los prejuicios que se generaban en la sociedad y que durante años han recaído sobre las personas que han necesitado apoyo psicológico. “Antiguamente, el conocimiento o rumor de que una persona acudía al psicólogo podía acarrear consecuencias tan relevantes como el aislamiento social o un despido laboral, por lo que se puede justificar el miedo a solicitar ayuda, y, por supuesto, el esfuerzo en ocultarlo en sociedad”, explica la psicóloga.

La cultura y la sociedad están íntimamente relacionadas. Si tenemos en cuenta otras culturas y sociedades, podemos apreciar que varía notablemente la incidencia de la psicología como especialidad dentro del ámbito de la salud. Según Madrazo, en algunas sociedades, ir al psicólogo resulta glamuroso, o incluso indicador de un elevado nivel social, y en otras, se mantiene como algo a silenciar. “Aun así, considero que esta tendencia está cambiando, ya que la psicología se está integrando dentro de la salud , entendida como una especialidad más, y está ocupando un lugar relevante dentro de los que entendemos la salud como un todo multidisciplinar en el que contemplamos la interrelación cuerpo-mente”, añade.

Según la psicóloga vitoriana, no existe fórmula secreta para contarle a tu entorno que estás yendo al psicólogo , ya que es algo “muy personal, por lo que hay que ser selectivo, evaluar y decidir a quién contar, qué contar, incluso cuánto contar”. Sin embargo, Okon señala que el hecho de que personas del entorno sean conocedoras de la asistencia a terapia puede resultar en sí un apoyo para la persona.

**Los problemas por los que más pacientes acuden a la consulta de Okon

son muy dispares:**

Beneficios de la terapia psicológica

Madrazo afirma que ir al psicólogo ofrece la posibilidad de adquirir los recursos, herramientas e instrumentos necesarios, no solo para resolver la problemática actual, sino para poder ser utilizados en el futuro para afrontar situaciones de conflicto emocional similares. “Al acudir a terapia, la persona aprende a identificar estímulos generadores o causantes de su malestar, por lo que posteriormente, este aprendizaje será utilizado como medida preventiva a un potencial trastorno psicológico”, añade la psicóloga.